[Todos FBMC] En ATE CONICET vamos con la Multicolor!

El Transformador eltransformador en agrupaciones.fcen.uba.ar
Mie Nov 29 11:22:51 ART 2017


14 de diciembre: Elecciones ATE CONICET Capital

POR LA RECUPERACIÓN DE NUESTRO SINDICATO: ¡VAMOS CON LA LISTA MULTICOLOR!

Al calor de la lucha, nace la Lista Multicolor

La lista Multicolor (Naranja-Roja-Marrón) surge como una apuesta clasista
y antiburocrática para recuperar nuestro sindicato y ponerlo al servicio
de las luchas que los trabajadores/as de ciencia y técnica venimos
impulsando en los últimos años. Nuestra lista está integrada por
compañeros y compañeras de la Agrupación Nacional Naranja Ciencia y
Técnica, de Razón y Revolución, de la Agrupación Nacional Docentes e
Investigadores de Izquierda en La Marrón, de la COR y por numerosos
activistas no agrupados/as que venimos participando activamente desde hace
años de la lucha contra el ajuste en ciencia y el ataque del gobierno de
Macri y sus predecesores sobre el conjunto de la clase trabajadora.
Entendemos nuestra participación en las elecciones de ATE CONICET del 14
de diciembre como una primera experiencia que permita instalar un debate
político que consideramos fundamental: hacia dónde va nuestro gremio y qué
tipo de organización queremos. Para eso consideramos necesario partir de
un balance de la actual dirección y de su rol en los recientes conflictos
del sector.

La avanzada del gobierno

Estas elecciones llegan en medio de una profundización del ajuste y de la
política represiva que el gobierno macrista pretende descargar sobre la
clase trabajadora, con el apoyo de los gobernadores y bloques
parlamentarios “opositores”. En el centro de esta política se ubican una
reforma laboral que busca despojarnos de derechos fundamentales, una
reforma antieducativa para avanzar en la privatización de la educación
pública y una reforma tributaria y jubilatoria que intentará liquidar,
entre otros, los regímenes especiales de jubilación (como los de CIC de
CONICET y de docentes universitarios). A esto se suma la política de las
“dotaciones óptimas en el Estado”, eufemismo que busca ocultar los miles
de despidos que pretenden imponer sobre los trabajadores/as estatales. La
represión necesaria para poder aplicar estas reformas ha sido garantizada
por la sanción de un nuevo protocolo antirrepresivo y ha mostrado su cara
más siniestra en el asesinato de Santiago Maldonado y su posterior
encubrimiento, así como en el reciente fusilamiento de Rafael Nahuel,
militante mapuche de 22 años.

El sector de ciencia y técnica no ha sido ajeno a las convulsiones de esta
etapa. El 2017 estuvo signado por fuertes movilizaciones: las dos
ocupaciones del Ministerio que lograron la continuidad laboral de los/as
500 despedidos/as de CONICET, la lucha contra el ajuste presupuestario,
las masivas asambleas y encuentros nacionales, los ruidazos contra el
control horario y el presentismo, la pelea por el 82% móvil para el
personal de apoyo (CPA) y el pase a planta permanente del personal
administrativo (Art. 9), las movilizaciones al Directorio del CONICET
contra el recorte en las becas e ingresos a carrera y la oposición al Plan
Estratégico del CONICET, que busca acentuar la mercantilización de la
política científica impulsada por Barañao. Estas son todas muestras de un
colectivo de trabajadores/as organizado y dispuesto a salir a las calles
por sus derechos laborales y en defensa de la investigación pública y
estatal. Somos quienes seguimos impulsando la lucha por el reconocimiento
de los derechos de los becarios/as, consiguiendo en este proceso numerosos
avances (licencias, bonos de fin de año, obra social).

El rol de la actual dirección

Sin embargo, la actual dirección de ATE CONICET, que nuclea a la
burocracia kirchnerista de la lista Verde y Blanca y a sectores de ATE
Desde Abajo/ Rompiendo Cadenas y Patria Grande, no ha colocado al gremio a
la cabeza de este proceso. Por el contrario, la lista Verde y Blanca
boicoteó ambas ocupaciones del Ministerio, apareciendo únicamente para
sembrar divisiones dentro del movimiento e intentar presentarse como
“voceros” frente a las autoridades, a pesar de que no haber participado
nunca de las asambleas, ni destinar los recursos del gremio para sostener
las acciones. Tampoco se impulsó ninguna medida para sostener y rodear de
solidaridad las tomas del MinCyT para enfrentar de manera unitaria la
ofensiva del gobierno. Se han negado incluso a marchar al Directorio del
CONICET que firmó los despidos, por sus acuerdos con los sectores
kirchneristas dentro del mismo. De igual forma, boicotearon la
convocatoria a las asambleas regionales de CABA que permitían desarrollar
una instancia de debate y resolución unitaria de todos los
trabajadores/as, negándose a la vez a convocar a asambleas del propio
gremio que dirigían! Los escasos paros que se llamaron durante este año
fueron testimoniales y sin ninguna preparación.

El resto de la actual dirección (ATE Desde Abajo/Rompiendo Cadenas, a
quienes ahora se suma La Brecha) no se ha delimitado jamás públicamente de
las políticas de la Verde y Blanca, apoyando en los hechos una
construcción sindical que reproduce las peores prácticas burocráticas: un
gremio casi sin asambleas, que privilegió las alianzas con sectores
políticos patronales por sobre la unidad de los/as trabajadores/as y que
siempre estuvo en la retaguardia de las luchas. Su negativa a romper con
la Verde y Blanca muestra que han privilegiado mantener su alianza con los
sectores burocráticos, por sobre la perspectiva de constituir una
alternativa clasista que pueda recuperar el gremio. En los hechos, fue una
organización gremial de base como JCP la que encabezó, en ausencia del
sindicato ATE, la mayoría de estos procesos de organización y movilización
junto con cientos de trabajadores/as del sector. Y fueron las asambleas
las que organizaron la más amplia unidad de becarios/as, investigadores/as
y del resto de los/as trabajadores/as de Ciencia y Técnica. Consideramos
que este es el camino para construir una organización gremial
verdaderamente democrática, basada en la participación masiva en las tomas
de decisiones, que permita fortalecer las luchas para derrotar el ajuste
en CyT.


¿Por qué no todos los trabajadores/as del CONICET pueden elegir a sus
delegados/as?

La política burocrática de la actual dirección se expresa también en la
decisión unánime de la actual Junta Interna de no permitir que los/as
trabajadores/as no afiliados/as puedan participar de la elección a
delegados por sector, violando en los hechos el estatuto de ATE. Por otra
parte, vamos a una elección donde el número de delegados/as por sector ha
sido determinado arbitrariamente de acuerdo a los intereses particulares
de la dirección. Como ejemplo, se elegirán 3 delegados en el edificio de
Saavedra 15 (que aloja únicamente 3 institutos) y 1 único delegado para
toda Ciudad Universitaria (donde hay más de 1500 trabajadores/as de
CONICET). La actual conducción también se ha opuesto en todas las
asambleas de los lugares de trabajo a constituir listas de unidad que
permitirían el ingreso de delegados/as opositores en representación de la
minoría. Esto es especialmente antidemocrático en un gremio cuyo estatuto
mantiene la restricción para la representación de minorías en la Junta
Interna (quien gana, aunque sea por 1 voto, se lleva todos los lugares).
Estas decisiones no son casuales cuando las luchas del último año han
dejado un saldo de organización y nuevos/as activistas, en buena parte
opositores a esta conducción burocrática, a los que se desconoce y  se les
da la espalda. Sólo a partir de nuestra presentación a la dirección
electoral, logramos que el plazo para poder afiliarse y participar de la
elección se postergue hasta el próximo viernes 1/12.


Vamos por una alternativa clasista, antiburocrática e independiente de la
patronal

Desde la lista Multicolor (Naranja-Roja-Marrón) llamamos al conjunto de
los/as trabajadores/as a participar masivamente de estas elecciones de ATE
CONICET, apoyando a la única lista que plantea colocar a nuestro gremio al
servicio de las luchas que se vienen, en forma independiente del
Ministerio y del Directorio del CONICET. En contraposición a las prácticas
burocráticas de la actual dirección, nosotras y nosotros apostamos a un
sindicato que tome sus decisiones en asamblea, que se abra a la
participación de los/as trabajadores/as no afiliados/as y que busque
crecer para superar a la burocracia de UPCN. Un gremio que esté siempre en
las calles, luchando contra el ajuste y peleando por todas nuestras
reivindicaciones. Para que el sindicato esté no en la cola sino a la
cabeza de la lucha, ¡vamos con la Lista Multicolor (Naranja-Roja-Marrón)!


Más información sobre la lista de distribución Todos